Respiro, confío, sonrío y lo lanzo…

Es hora de ser valiente, compartir mi propia historia, seguir ayudándome a mí y acompañar a otros en su camino. He regresado a la vida, ¡así que tú también puedes hacerlo!

¿Feelveit?   

Feel it / Siéntelo, Live it / Vívelo, necesitamos sentir para vivir. Nos asusta tanto… que vivimos la vida tapando nuestra historia y enfermos, nuestro cuerpo sólo quiere que sintamos y hagamos consciente nuestra historia real, incluida nuestra sombra. Sentir alegría, miedo, tristeza, felicidad, rabia, vergüenza, gozo, desesperación, humillación, soledad, agradecimiento, terror, rechazo, júbilo… cuando sientes, vives!!!

Aquí encontrarás mi camino a la vida, el sentir de la vida, el camino a la luz, el camino a la salud, es un blog sobre vida, contacto con la naturaleza, respiración consciente, alimentación saludable, la realidad de la psiquiatría, la importancia de la infancia,  y el crecimiento espiritual. En Feelveit aprenderás todas las claves para sentir y vivir, para vivir en salud, para vivir en armonía, para recuperar tu luz. Encontrarás historias reales, herramientas, referencias, vivencias, aprendizajes…

Es increíble que esté vivo, que me haya escapado y recuperado después de todas las vivencias por las que he pasado, violaciones, psiquiatría, malos tratos, abusos sexuales, de la “medicina”… He aprendido a vivir entre la luz y la sombra, a fluir entre las dos, a fluir en la vida. A comprender, a aceptar mi historia, a dejarla atrás… fueron aprendizajes para ayudarme a recordar la persona que soy, aprendí a morir para vivir, a ser feliz a pesar de todo ese dolor.

No hay ni palabras, ni imágenes suficientes que expresen la gratitud y amor que siento por mi madre y mi hermana, por haberme dado la oportunidad de sanarme, de volver a la vida, de volver a la luz. Sé que fueron momentos muy complejos, oscuros, duraderos, perturbados, tenebrosos, desalentadores, alocados…  pero a pesar de mi decrépito estado y de la peliaguda situación, confiaron en mi intuición, en mi criterio, confiaron en mí, y pude hacer mi proceso de curación.   Soy consciente que de haberme llevado a un hospital, ya no estaría aquí en el mejor de los casos, estaría muerto, o peor aún, estaría sufriendo 24 horas al día, completamente drogado y encerrado en un psiquiátrico.

Después de muchos años de ira, de rabia, de cólera, de enojo, he conseguido perdonarme, perdonar a mi padre, a mi madre… Sigo trabajándome e integrando mi historia, soy humano, sigo haciendo consciente mi sombra. Doy las gracias a TOD@S las personas que han compartido mi camino, a mis agresores también, sin vosotros nunca habría llegado aquí, jamás habría recordado quién soy, también a las que actualmente lo comparten y lo compartirán.

Voy a seguir aumentado mi libertad y este es el camino hacia a ello, todas estas experiencias ocurrieron hace muchos años, ocurrieron en mi infancia, algunas en mi vida adulta y la única forma de liberarse es sacarlas a la luz. Es un camino, un gran proceso con sus tiempo, como todo en la naturaleza, este proceso también tiene su tiempo y sus tiempos… cuando  descubrí y fui capaz de verbalizar mi historia, comencé a hablar poco a poco sobre ello, gracias a todos los que han acompañado, me han escuchado y estuvieron ahí para darme su apoyo y compasión, cada vez que hablas siempre pagas un peaje, con el tiempo este se va haciendo más pequeño, siempre compensa porque te liberas…

Deja una respuesta