En este momento estás viendo SUPERANDO EL ABUSO INFANTIL

PARA QUE UN NIÑO MALTRATADO NO SE CONVIERTA EN UN CRIMINAL NI EN UN ENFERMO, ES NECESARIO QUE ENCUENTRE, AL MENOS UNA VEZ EN SU VIDA, A ALGUIEN QUE SEPA QUE NO ES ÉL QUIEN ESTÁ ENFERMO, SINO LAS PERSONAS QUE LO RODEAN

Alice Miller

Es hora de ser valiente, compartir mi propia historia, seguir ayudándome a mí y acompañar a otros en su camino. He regresado a la vida, ¡así que tú también puedes hacerlo! Voy a seguir aumentado mi libertad y este es el camino hacia a ello… En esta entrevista encontrarás las claves para encontrar la paz.

¿Qué es el abuso infantil?

Cualquier tipo de contacto sexual con otra persona, puede involucrar penetración sexual forzada u otros actos sexuales, como tocar de manera inapropiada, la presencia o participación de un niño en actos sexuales, mostrar imágenes o películas pornográficas, miradas obscenas, sexting, tocamientos, enseñar las partes íntimas obscenamente…

Puede involucrar miembros de la familia, amigos de la familia, maestros, cuidadores o extraños, ocurrir una sola vez, por un corto o largo periodo de tiempo.

Fase Anestesia/Desconexión, Primeros años de vida

Es extremadamente difícil para un niño verbalizar un abuso, incluso recordarlo, también darse cuenta de que “eso que te están haciendo” está mal, entender que no es culpa suya… habitualmente lo hace una persona muy querida para él. El abuso genera desconexión, pues, porque es demasiado doloroso conectarnos con nosotros mismos.

La mayoría de las veces sólo podemos conocer la magnitud del problema cuando estos niños ya son adultos y reúnen el coraje suficiente para poder hablar de ello. 

Nací en el seno de una familia obrera asturiana al inicio de la década de los 80, si algo recuerdo de esos primeros años de vida, son el miedo, la soledad y las constantes visitas a los médicos. A los 3 años y medio tuve una gran crisis alérgica y asmática, desde ahí en adelante, las crisis fueron constantes, como también lo fueron las visitas a urgencias, a los médicos de la sanidad pública y privada, psiquiatras, psicólogos, homeópatas, pruebas, los tratamientos… muchas “medicinas químicas”, psicofármacos, exceso de comida, bulimia, ansiedad, ideas suicidas, 1 intento de suicidio, siempre multitarea, cambios de ciudad, crisis, drogas recreativas, sexo compulsivo, viajes, cambios de trabajo, de ciudades… no podía parar. A pesar que debido a mi gran exigencia, mi vida iba lo que social y profesionalmente se entiende bien, la vida me había regalado una buena dosis de felicidad, habilidades y una sonrisa singular, que por suerte nunca se iba de mi boca, esto me había ayudado a pesar de todo a tener buenos trabajos, círculos de amistades y grandes amigos, hobbies…. Pero sensación de sentirme fuera de lugar era constate.

NUNCA TE CULPES POR LO QUE HICISTE PARA SOBREVIVIR,PERDONARTE A TI MISMO ES UNA PARTE PRINCIPAL DEL PROCESO DE CURACIÓN. LA VÍCTIMA DE ABUSO SEXUAL SE LLENA DE CONFUSIÓN, CULPA, VERGÜENZA, MIEDO, ANSIEDAD, SOLEDAD, AUTOCASTIGO, RABIA… BUSCA LA CALMA, LA PROTECCIÓN Y LA ANESTESIA QUE OFRECE LA COMIDA Y/O OTRAS ADICCIONES. AYUDAN A DESVIAR, TAPAR Y A OLVIDAR, EL DOLOR INTERIOR

Jonás Miller

Integración de de malos tratos y abusos sexuales

Llegué a mis 32 años completamente destrozado, física y mentalmente, todos los esfuerzos que había hecho hasta este momento habían sido en vano. Mi estado era pésimo, 24 horas al día con pensamientos suicidas, cansancio, agotamiento, dolor muscular, insomnio, anhedonia, pánico, depresión, sueños vívidos, bruxismo, erupciones cutáneas, sensación de alfileres y agujas, insomnio 24, alucinaciones, manía, …

Por si esto no fuera poco, comenzaron a emerger todos los momentos de maltrato físico y violaciones sexuales que había sufrido en mi infancia, estaba en shock, nunca me lo había imaginado. Shock, seguía en shock, en la cama, mis sentidos y sistema relacional no funcionaban, las imágenes y sensaciones seguían fluyendo, no podía frenarlas, no podía reaccionar, no me lo terminaba de creer, no me lo quería creer, no podía ser verdad, no podía con ello… intentaba negarlo…

Alice Miller, mi querida y gran compañera de viaje, comenzó a aparecer entre las imágenes, entre las violaciones, las palizas, entre las repugnantes y pavorosas sensaciones… comencé a recordar que el cuerpo nunca miente, a recodar sus libros, sus artículos, su web, sus mensajes, el drama del niño dotado, desde la rabia al coraje, libre de mentiras, la verdad os hará libre, el cuerpo nunca miente…

Unos años atrás había tenido la gran surte de encontrarme con ella y con sus libros, Alice apareció en internet en una de mis obstinadas búsquedas y su mensaje me llegó al alma, compré sus libros, se convirtió en mi amiga, en una gran compañera de viaje… sabía que Alice era verdad

Mi situación era tan crítica, que todo lo que podía hacer era estar en la cama, ir al baño y lidiar con no tirarme por la ventana a cada segundo.

Mi padre, mi abuelo paterno, mis vecinos (él y ella, mis segundos padres), un profesor… me violaron y abusaron sexualmente, también me maltrataron físicamente cuando me negaba. Finalmente, todo encajaba, las violaciones, maltratos y abusos sexuales en mi infancia era el origen de todo lo que me ocurría, las drogas psiquiátricas y todos los “medicamentos y tratamientos” que había tomado desde niño, no sólo no me habían curado, sino que lo habían empeorado todo, me habían robado la oportunidad de llegar al origen la solución. Estaba en un estado terrible y solo ante el peligro, era la única persona que podía resolverlo.

Rabia, imponencia, rabia, desesperanza, rabia, tristeza, rabia, miedo, rabia… sólo quería matar, a mi padre, a mi vecino, a mi abuelo, los mataba, los mataba todos los días durante varias horas por las mañanas. El cuerpo me despertaba con dolores entre las 5 y las 6 de la madrugada, comenzaba a mostrarme las palizas, las violaciones, los instantes de terror previos a las agresiones, los momentos en los que estabas muerto… y yo los mataba, los mataba por separado, los mataba juntos, con pistolas, cuchillos, misiles, granadas, con mis propias manos… hay tantas maneras de matar… NO PODÍA OIR HABLAR DE PERDÓN

También había momentos que ocurrían durante el día (flash backs), algunas veces incluso despierto, intentaba fluir con todo ello, no siempre lo conseguía… Las historias en los blogs de abusos me ayudaban, me guiaban y calmaban, pero, aun así, había épocas donde no podía soportar la dureza de mi historia, tomé descansos.

Seguía investigando en internet cuando me funcionaban los sentidos, estuve en todos los foros y blogs de abusos sexuales que encontraba, me daba paz, me calmaba, me ayudaba a comprender. Estuve en infinidad de websites (gracias a todos ellos), malesurvivor.org, 1in6.org fueron de grandísima ayuda:

  • La mayoría de los abusadores son miembros de la familia u otras personas cercanas a la familia. (tenemos en mente a una persona descuidada, grimosa… pero la realidad, es que los delincuentes infantiles son grandes líderes y referentes sociales, con grandes habilidades sociales, referentes de la comunidad, profesores, vecinos, amigos, religiosos, médicos… esos buenos vecinos que ayudan a todas las personas, que cuidan de todos los niños del barrio cuando hace falta, el monitor/cuidador que hace horas extras…  
  • Un abuso sexual te deja destrozado, y te deja muerto en vida, cualquier trauma te deja en la misma situación. Problemas Aprendizaje, Estrés Postraumático, Problemas Atención, Alteraciones del Sueño, Dependencia relaciones sociales, Baja Concentración, Conductas Destructivas, Problemas Escolarización, Evitación intimidad sexual, Hostilidad, Depresión, Adicciones, Delincuencia, Suicidio, Sentimientos    de Culpa, Miedo, Ira y Rabia, Adicción sex, Aislamiento social, Impulsividad, Agresividad, Cambios de humor, Alcoholismo, Hiperactividad, Desórdenes Alimentarios, Desajustes Emocionales…
  • Peor estado de salud… Las personas con antecedentes de abusos suelen tener un peor estado de salud: Dolor Crónico, Problemas Estomacales, S. Intestino Irritable, Enfer. Autoinmunes, Enfer. Inflamatorias… Dolores, Asma, Alergias, Cáncer, Suicidio… Dolores, Asma, Alergias, Cáncer, Suicidio…
  • Los chicos pueden ser abusados por hombres héteros o gays y por mujeres. El abuso sexual es el resultado de un comportamiento abusivo y vejatorio, no tiene mucho que ver con la orientación sexual.
  • Las mujeres pueden perpetrar y cometen actos de violencia y abuso sexuales. Hombres víctimas de abuso sexual informaron tener al menos una mujer agresora en casi el 40% de los casos.
  • Menos hombres denuncian abuso sexual que mujeres “en parte porque menos niños y hombres identifican conscientemente sus experiencias como abusivas. Cognitivamente, pueden sentirse menos traumatizados, a pesar de tener una amplia gama de síntomas relacionados.
  • La mayoría de los delincuentes infantiles son heterosexuales, solo 21% son homosexuales
  • Bien seas gay, heterosexual o bisexual… la orientación e identidad sexual, no tiene nada que ver con el abuso.
  • La mayoría de los chicos que son abusados sexualmente, no abusarán sexualmente de otros
  • Los hombres responden a la estimulación sexual con erecciones e incluso orgasmos, incluso en situaciones sexuales que son traumáticas y/o dolorosas. Es como los cuerpos humanos masculinos y su cerebro funcionan. La excitación sexual, no te hace culpable, ni responsable.
  • Los delincuentes sexuales saben identificar bien a sus víctimas, pueden ver nuestras carencias, nuestra falta de cariño…preparándonos (grooming) hasta que ganan nuestra confianza y nos dan lo que necesitamos, cariño, abrazos, atención… nos compran con juegos, cromos, regalos, chuches…

Aceptar tu historia de malos tratos y abusos, Entregarte a lo que es

Te vas das cuenta que al integrar tu historia, el cuerpo mejora, los dolores y el cansancio van mejorando, que todos esos horribles momentos llenos de miedo, tristeza, rabia, soledad… es ahí es donde están guardados, haciendo consientes esas vivencias, la energía, la flexibilidad, la vitalidad vuelven, los dolores y el cansancio desaparecen, poco a poco regresas a la vida, a la alegría, a la salud y, que aunque cada vez que integramos momentos traumáticos es siempre horrible, te entregas a ello porque sabes que ese es el camino.

  1. Verbalizar tu historia –siempre que lo verbalizas hay una gran resaca, cada vez que lo haces, se hace real, es muy duro al inicio, la herida se abre y puedes estar unos días regular, quizás hasta mal… pero es tan sanador, que siempre compensa hacerlo, es el camino. Con el tiempo, las resacas son más livianas, más cortas, casi inexistentes, es una buena señal de que vas progresando. Eso sí, con calma, desde tu centro, tomando tus tiempos y tus descansos. En ocasiones me tomé descansos de meses, después de escribir el blog que ya fue un grandísimo reto y compartirlo con mi familia materna, estuve 5 meses sin hablar del tema.
  2. La naturaleza – cuando contemplamos la naturaleza nos alimentamos de ella, recogemos energía de lo que vemos, escuchamos, olemos y tocamos.  Para recoger toda la energía de la madre naturaleza, y nutrirnos de ella, tenemos que bajar del pensar al sentir, bajar al mundo de los sentidos. La naturaleza ha sido clave en todo este proceso, y sigue siendo uno de los pilares de mi vida.
  3. Compresión/Perdón– Liberar la rabia me ayudó durante muchos años, la rabia es acción, te devuelve a la vida. Pero llega un momento que hay que dejarla ir, aunque uno no quiera. Porque si sigues anclado a ella, te deja de hacer bien y te devuelve al pozo de nuevo. Lo que la gente llama perdón, sé que no existe el perdón como lo entendemos, pero llegó la comprensión, y esto me dio la paz que tanto ansiaba.
  • Cuando sufres maltrato o abuso por parte de un ser querido hay 2 opciones, Mi padre/madre es una mala persona o soy yo, no soy digno de ser amado. Estás solo, no hablaste con nadie y ese es el Trauma. Aprendes en tu infancia a no prestar atención a tus sentimientos, por eso es multigeneracional y los adultos miran hacia otro lugar. No empezó con nadie, sigue y sigue, de una generación a la siguiente.
  • No hay culpables, esto viene ocurriendo en nuestro árbol genealógico por décadas… nos ha tocado sanarlo. Todo es recuperable, detrás de ese niño dañado hay un niño sano, fuerte, alegre…
  • Hay sabiduría en el trauma cuando nos damos cuenta de que nuestras respuestas e impresiones traumáticas, no somos nosotros mismos, podemos superarlas y convertirnos en nosotros mismos. Trabajar a través del trauma puede darnos mucha sabiduría y puede revelar la belleza de nuestra existencia, debido al trauma lo perdimos de vista.
  • Trauma implica gastar mucha energía impulsando eso, la energía del trauma se puede transformar en la energía de la vida.
  • La enfermedad como camino de aprendizaje, es el lenguaje del cuerpo, el lenguaje del alma… la depresión lo que es un gran éxito, tener ese dolor, me mostraba cómo me estaba abandonando…
  1. Ser libre, divulgar mi historia y crear conciencia sobre los abusos sexuales en la infancia y acompañar a las personas en su proceso de sanación – Después de todos estos años de intenso trabajo interior, me siento fuerte, pero también sé que alguna resaca habrá, espero que sea manejable. Y si no lo es, la naturaleza y el universo siempre estarán ahí para acompañarme a sanar mis heridas. También la excelente red de amigos, familiares y conocidos que he tenido la suerte de construir estos últimos años.  A ver qué pasa…

El abuso sexual infantil se supera

  • SE PUEDE CONSEGUIR LA PAZ Y VOLVER A LA VIDA, SOLAMENTE HAY QUE QUERER
  • ES UN CAMINO INTENSO, PERO COMPENSA CON CRECES, DESPUÉS DE HABER ESTADO TANTO TIEMPO MUERTE EN VIDA, VIVIR SE HACE UN GRAN REGALO. DETRAS DEL TRAUMA HAY UNA GRAN SABIDURÍA ESPERÁNDOTE
  • LA MAYORIA DE LAS PERSONAS SON MARAVILLOSAS, NO VAYAMOS AHORA PENSANDO QUE TODO EL MUNDO ES UN ABUSADOR.

NO TIENE QUE PASARTE NADA CONSIDERADO COMO MUY GRAVE PARA PADECER UN TRAUMA, SIMPLEMENTE QUE TE DEJEN LLORAR HASTA QUE TE DUERMAS, O TAN SOLO TENER UNA MADRE MULTIESTRESADA, DESCONECTADA DE SÍ MISMA Y DE SUS SENTIMIENTOS, QUE NO TE VEA, ES SUFICIENTE PARA PADECER UN TRAUMA

Gabor MAté

Deja una respuesta