SALIDAS A LA NATURALEZA

La madre naturaleza nos restablece, nos calma, alivia el estrés, nos trae paz y renovación.

Nos regala salud, cuando contemplamos la naturaleza nos alimentamos de ella, recogemos energía de lo que vemos, escuchamos, olemos y tocamos. Para recoger toda la energía de la madre naturaleza y nutrirnos de ella, tenemos que bajar del pensar al sentir, bajar al mundo de los sentidos.

Acércate a la madre naturaleza, sin pensamiento, sin mente, acércate sintiendo… ella te responderá y participará en la evolución de tu conciencia y te mostrará el camino al hogar, el camino a la salud.

HAY UN LIBRO ABIERTO SIEMPRE PARA TODOS LOS OJOS: LA NATURALEZA

JEAN-JACQUES ROUSSEAU

Gaia nos alimenta, nos cuida, nos protege, siempre está disponible, no juzga… es nuestra mejor compañera de viaje.

SALIDAS A LA NATURALEZA O "Shinrin-yoku”

Recorremos de manera relajada y silenciosa un ecosistema forestal, a la vez que nos sumergimos en el entorno empleando todos nuestros sentidos. Entrar en contacto con el aroma del bosque, la experiencia sonora, visual, de tacto y olfativa se convierte en una actividad sublime.

CAMINAR DESCALZO CONSCIENTEMENTE

  • Por el campo, bosque, playa o  montaña, la Tierra tiene una carga negativa rica en electrones, caminar descalzo al aire libre proporciona un suministro abundante y poderoso de electrones antioxidantes que eliminan los radicales libres, es particularmente beneficiosa para combatir la inflamación, que es la causa subyacente de casi todas las enfermedades y trastornos.

RUTAS ACUÁTICAS POR EL RÍO

Caminar río arriba, mientras observamos todo lo que sucede a nuestro alrededor, despierta en lo más íntimo de nuestro ser sensaciones de vitalidad acompañadas de calma y quietud. Nos ayuda a recuperar la energía, a recuperar el ánimo y con ello la salud.

LAS SALIDAS A LA NATURALEZA SE PUEDEN HACER EN GRUPOS REDUCIDOS O DE MANERA INDIVIDUAL.

Para conocer mejor la naturaleza pincha en el enlace: